La incertidumbre asola la consulta soberanista del 9-N

Mural favorable a la consulta del 9N en Sant Celoni, Barcelona (Wikipedia)

Mural favorable a la consulta del 9N en Sant Celoni, Barcelona (Wikipedia)

La consulta soberanista del próximo domingo 9 de noviembre está en la cuerda floja. Después de que el Gobierno recurriese por segunda vez ante el Tribunal Constitucional para suspender la propuesta alternativa del Govern catalán, el Tribunal Supremo ha rechazado el recurso del ejecutivo de Artur Mas para intentar salvar este proceso.

Sin embargo, la acción de los promotores de la consulta va en la dirección opuesta. La página web oficial del proceso electoral sigue activa, y el presidente de la Generalitat pide “tranquilidad y serenidad”, al mismo tiempo que anima a “no tener miedo” porque, según Mas, “estamos haciendo lo que toca y lo que hay que hacer, y en legítima defensa, no de un partido o de un gobierno, sino de todo un pueblo sincero independientemente de su ideología”.

Mientras tanto, la postura del Partido Popular sigue siendo la de frenar la “ceremonia de la confusión”, según calificó a la consulta María Dolores de Cospedal hace unas semanas. En este sentido, el secretario ejecutivo del PP en el Exterior, Alfredo Prada, ha pedido a la Generalitat “que no humille a los catalanes residentes en el exterior” en lo que ha tachado como una “chirigota de consulta”. Prada también ha reiterado la postura del Gobierno de Mariano Rajoy, de “proteger los derechos de todos los ciudadanos”.

Por otra parte, los partidos nacionalistas reaccionan reclamando que el proceso soberanista continúe llevándose a cabo. La formación CUP, con tres escaños en el Parlament, ha mandado una carta al conseller de Interior catalán, Ramon Espadaler, para que evite la actuación de los Mossos d’Esquadra durante la jornada de votación, a pesar de que el propio Espalader ha asegurado que el cuerpo de los Mossos “no están al servicio del ministro ni del conseller, sino de los tribunales, jueces y la Fiscalía”.

“La Generalitat no puede apartarse en el último momento”

Desde las filas de ERC, no comprenderían que la reacción del gobierno de Mas fuese la de eludir responsabilidades en el proceso soberanista. Así, fuentes cercanas a Esquerra consultadas por Politicyl aseguran que “se rumoreaba que la Generalitat se echaría a un lado y dejaría a la sociedad civil que llevara todo el tema del 9-N, y no puede ser, porque la Generalitat empezó esto y tienen que acabarlo. Esto es un proceso que tiene que llevar la sociedad, pero también el que está en la cabeza delante del todo es la Generalitat de Cataluña, y no puede apartarse ahora en el último momento, tiene que asumir todas las responsabilidades y ser el primero en participar”, afirman estas mismas fuentes.

Anuncios

Publicado el 7 noviembre, 2014 en España y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s