Poder es tener

Púnica, Barcenas, Nóos, Malaya, Faycán, Fabra, Palau, Madeja… Operaciones, casos, dinero, viajes, saqueo, recalificación urbanística, tarjetas opacas… Partido Popular, Partido Socialista, Convergencia i Unio, UGT, Comisiones Obreras… Valencia, Madrid, Andalucía, Islas Baleares, Extremadura, Cataluña…

Prácticamente a diario, la lista de corruptos sigue sumando adeptos. Todas las semanas algún informativo abre con ‘un nuevo escándalo’, pero el verdadero escándalo es resignarse y aceptar como normal algo que no lo es.

“Este tipo de casos se dan en muchas localidades de la provincia, hay algunos políticos que buscan un puesto en una concejalía por todos los medios. Este es un caso muy parecido, reciben el apoyo popular y además son capaces de salirse del partido que representaban para hacerse con el cargo. El poder siempre acaba corrompiendo”. La opinión de este vecino de Aldeamayor de San Martín refleja la sensación que tiene la sociedad sobre los políticos, buscan aferrarse al poder y no soltarse hasta que no acaban cayendo.

Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín. / Politicyl - J.P.

Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín. / Politicyl – J.P.

El pasado martes aparecía en los medios locales la noticia de la detención de un concejal de la localidad vallisoletana. Francisco Claro, era acusado de malversación de fondos públicos, supuestamente, habría utilizado los fondos de su partido político para su beneficio personal. En total, la acusación publica pide la justificación del gasto de 6.000 euros, de los 8.640 que ha recibido su partido en los últimos tres años. Las cifras no son desorbitadas, en comparación con los casos de corrupción a los que estamos acostumbrados, la cantidad se queda en calderilla, pero no deja de ser el dinero de la gente.

Y las justificaciones suelen ser siempre las mismas, en este caso se ha optado por el “es una maniobra política” como recurso y el “todos los gastos están justificados”. Lo preocupante del caso es que si entre medias no hubiera habido ‘problemas internos’ de un partido que se fundó por la expulsión de los dos ediles de UPyD que se saltaron las directrices del partido, nada de esto se sabría. El otro concejal exigió a Claro la justificación de los gastos y este optó por expulsarlo de la formación por “desprestigiar la labor de su partido”, pero el desprestigió político ya alcanza límites insospechados y la sociedad pide un cambio.

Anuncios

Publicado el 14 noviembre, 2014 en Opinión, Valladolid y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s