¿Cómo trabaja MSF en las zonas afectadas por el ébola?

Una cooperante de la ONG Médicos Sin Fronteras ha sido repatriada desde Mali hasta Madrid por riesgo de haberse contagiado con el virus Ébola “al herirse durante el tratamiento de un paciente afectado” con una aguja que había estado en contacto con material contaminado. Esta trabajadora se encuentra aislada en el Hospital Carlos III, donde se le realizará un seguimiento y se espera que permanezca aislada durante los 21 días de incubación del virus.

Médicos Sin Fronteras es una de las organizaciones que más recursos ha invertido en intentar frenar la epidemia en África. La ONG tiene a más de mil personas trabajando en las zonas afectadas por este último brote y, según los últimos datos proporcionados, únicamente 16 personas se han contagiado realizando sus labores. Esto se debe a las estrictas medidas de seguridad y protección que toma el personal: los pacientes deben ser atendidos siempre por médicos con trajes de integral de protección – pijama sanitario, capucha, bata, delantal, mascarilla, gafas protectoras y botas- y ninguna parte del cuerpo queda expuesta al contacto con el enfermo. Además, una de las prioridades de MSF es formar adecuadamente a los cooperantes para reducir al máximo los errores que puedan producirse durante la atención a los afectados.
07-MSF141752_Medium

Un cooperante se quita el traje de protección. Fuente: Médicos Sin Fronteras

Los centros de tratamiento diferencian claramente entre áreas de bajo y alto riesgo, donde el acceso está muy restringido para evitar la exposición del mayor número de trabajadores. También se lleva a cabo una limpieza regular y desinfección de las salas, junto con una adecuada gestión de residuos. Por otra parte, el personal varía cada cuatro o seis semanas para reducir los riesgos y se organiza en parejas con el fin de asegurar que el compañero no comete errores.

Además, el personal de MSF reparte kits de protección entre las familias que tienen a algún familiar en casa con síntomas o aquellos que deben desinfectar su casa. Cada juego contiene cloro y jabón, bolsas de basura, bote de spray, gafas y mascarillas. De este modo, consiguen “reducir la expansión del virus en las zonas más afectadas”, según cuentan unos cooperantes.

Actualmente, no existe tratamiento para el ébola que haya probado su eficacia en seres humanos, por lo que se aplican cuidados paliativos en los pacientes que sufren la enfermedad, como “rehidratación oral o intravenosa, y tratamiento sintomático con antipiréticos y analgésicos -para la fiebre y el dolor-, antieméticos -contra la náusea- y tranquilizantes”. Este tratamiento proporciona más tiempo al sistema inmunológico del paciente para luchar contra el virus y hacerse inmune a la cepa. Los medicamentos se administran normalmente por vía oral para reducir las inyecciones y, de este modo, evitar el riesgo de pinchazos que contengan material contaminado.

 

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                  

Anuncios

Publicado el 21 noviembre, 2014 en Política Social, Sin categoría y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s