Desayunos y cócteles innecesarios

Cócteles, caterings, desayunos, fiestas privadas, eventos que al fin y al cabo no son estrictamente necesarios en la política pero que siempre acompañan a la mayoría de eventos a los que acuden nuestros políticos. No importa que sea la inauguración o clausura de un festival de cine, una conferencia propagandística sobre una empresa privada o la firma de un convenio con alguna organización. Siempre, sea cual sea el evento, si este tiene algo de relevancia, va acompañado del ‘picoteo’ de después.

Bombones en un cóctel de un evento oficial

Bombones en un cóctel de un evento oficial. Foto propia.

Los políticos se limitan a acudir a conferencias o ruedas de prensa para publicitar organizaciones y tienen dos partes en su trabajo por el que cobran un sueldo, no precisamente pequeño, al año. La primera parte de su trabajo es hablar en estos eventos en muchas ocasiones ante la prensa y dar buena imagen que es fundamental para ellos. La segunda parte está relacionada con el protocolo, es un acto más distendido, en el que nuestros políticos se alejan de lo estrictamente profesional y pueden disfrutar de cócteles y fiestas privadas como si parte de su trabajo se tratara.

¿Son necesarios estos eventos? ¿No debería limitarse el político a sus funciones de forma estricta? Estos eventos son complementarios, para agradar a los políticos. El último caso ha sido un desayuno en el Hotel Ritz de Madrid al que ha acudido no solo el alcalde de Valladolid, sino todo su equipo de gobierno. Según una nota de prensa de Izquierda Unida, el partido denuncia este hecho tachándolo de “sonrojánte y esperpéntico”, ya que ha supuesto además el descuido de las tareas municipales del Ayuntamiento de Valladolid.

Esta acusación de Izquierda Unida hacia el gobierno del Partido Popular ha venido provocada por este hecho puntual, pero son muy habituales estos eventos paralelos y claramente innecesarios. No solo por el hecho de que además de los ‘sueldazos’ que cobran nuestros políticos tengan el privilegio de acudir a caterings, sino porque en muchas ocasiones son costeados con fondos públicos, es decir, dinero de todos los ciudadanos que podría ser invertido en mejoras sociales y no en el ocio de nuestros políticos.

Anuncios

Publicado el 21 noviembre, 2014 en Opinión, Valladolid y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s