Cada vez somos menos y más mayores en Castilla y León

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado las estadísticas del movimiento natural de la población, es decir, los nacimientos, defunciones y matrimonios. Se trata de un avance de los resultados del primer semestre de 2014 y los datos definitivos de 2013.

Los datos provisionales muestran un saldo vegetativo negativo en Castilla y León de 5.582 personas. Este dato aumenta en comparación con el primer semestre de 2013, en el que el saldo negativo era de 5.063 personas.

En total, en el primer semestre del presente año se calcula que nacieron 8.951 niños, un dato positivo en comparación con el mismo semestre de 2013 ya que esta cifra aumenta el 1,6%. Sin embargo este dato no es suficiente para equilibrar la balanza ya que las defunciones aumentaron en un 4,8% situándose en la cifra de 14.532 personas.

En los datos referidos a España se produce un crecimiento vegetativo de 2.037 personas, un 70,5% menos que en los seis primeros meses de 2013.

También hemos conocido los datos de población en el primer semestre de 2014. Las cifras muestran una disminución de la población en el país, continuando con la dinámica de descenso que comenzó en 2012.

Castilla y León junto con el Principado de Asturias encabezan la lista de Comunidades Autónomas qué más población perdió, el -0,43% en ambas.

Un saldo vegetativo negativo lleva consigo el envejecimiento de la población y este hecho acarrea diferentes consecuencias que obligan a realizar una reestructuración económica, política y social.

En primer lugar, se produce un cambio en la pirámide de población que la hace insostenible ya que invierte su forma natural.

Por otro lado el gasto en prestaciones sociales debería ser incrementado ya que ahora existen más personas que necesitan protección social. Se debe realizar un reajuste en partidas como el gasto sanitario, las prestaciones por discapacidad, ya que éstas aumentan con la edad, la lucha contra la exclusión social y las pensiones. Este último punto es el más preocupante ya que en los últimos años los pensionistas han notado  el ajuste en esta partida.

Para poder garantizar las pensiones, sería necesario aumentar el número de cotizantes a la Seguridad Social que, según el informe del INE sobre las consecuencias del envejecimiento de la población, se lograría con la promoción del envejecimiento activo y la regulación del empleo de los inmigrantes en situación de ilegalidad. Y, también, con el retraso de la edad de jubilación.

Anuncios

Publicado el 19 diciembre, 2014 en Política Social y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s